6 tendencias que orientan nuestra toma de decisiones

Los científicos ya no son los únicos que prestan atención a los avances revolucionarios en la neuroeconomía, la disciplina que se concentra en observar cómo nuestro cerebro decide. El Marketing, el Management y el Trading, entre otras disciplinas, comienzan a incorporar las evidencias que se desprenden de la investigación sobre nuestro cerebro como líneas fundamentales de acción.

Los estudios más recientes en el área permiten establecer las seis tendencias más frecuentes de nuestra operativa cerebral cuando decidimos. Estos hallazgos son la base para que nuevas formulas de comprensión, profundización, gestión e intervención se apliquen a los procesos que subyacen a la elección para garantizar su óptimo desempeño, considerando las siguientes premisas:

  1. 6tendencies_TDDNuestras emociones orientan nuestras decisiones
  2. La aversión a la perdida influencia en mayor medida nuestra elección que nuestra orientación a las ganancia
  3. Visión fragmentada antes que del todo
  4. Percibimos lo que esperamos antes que lo que realmente está sucediendo
  5. El contexto impacta en mayor medida nuestra elección
  6. El hábito y las costumbre sesgan nuestras decisiones

La neuroeconomía es una mezcla de las matemáticas, la psicología, la biología, la neurociencia, la ciencias de la información y la economía. Estas disciplinas trabajan junto con la nanotecnología para estudiar activamente cómo tomamos una decisión y sus resultados son la base de disciplina como el NeuroMarketing, NeuroManagement y el NeuroTrading.

En la actualidad, entendemos el proceso de toma de decisiones desde una perspectiva concreta, la de la multiplicidad de operaciones que ocurren de manera simultánea en nuestro cerebro para generar una sola respuesta. Esta disponibilidad de evidencias, representa un desafío en la medida que nos acerca a nuevas formas de comprensión sobre cómo están configuradas las preferencias de las personas y cómo podemos apoyar e incrementar la eficiencia y eficacia del proceso.

Decidir se aleja del cálculo matemático tradicional para acercarse al conocimiento dinámico de la codificación neuronal que subyace a cada elección, una formula cuya incógnita se determina en la interacción de impulsos, emociones y cogniciones.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *