porqué y cómo practicar la higiene emocional… es posible?

Guy Winch es un reputado psicólogo que ha trabajado los últimos años sobre la necesidad de tomarnos seriamente nuestra salud emocional y sobre cómo superar nuestras conflictos emocionales.

Para Winch tal como asistimos a un médico en caso de alteraciones fisiológicas, tal cual deberíamos asistir a un psicólogo cuando nos encontramos en una situación de alteración o disfuncionalidad psicológica como la soledad, el fracaso, el rechazo o la conducta “rumiante”.  Este autor y conferenciante enumera 4 practicas necesarias para acceder a lo que denomina “Higiene Emocional” para tomar cuidado de nuestras emociones y  mentes con la misma diligencia con lo que lo hacemos con nuestra higiene fisiológica.

  1. Prestar atención al dolor
  2. Detener la hemorragia emocional
  3. Proteger la autoestima
  4. Evacuar los pensamientos negativos

Me pregunto:

  • es posible que con solo estos pasos nuestros pacientes / clientes puedan elaborar los contenidos que son origen de la sensación y/o percepción de “inadecuación” laboral, social, emocional y/o  psicológica?
  • los interventores entendemos la red de procesos que subyacen, coexisten e interactúan en la situación de desempeño disfuncional de nuestros clientes / pacientes?
  • conocemos los efectos de las herramientas que empleamos como panaceas para el tratamiento sintomático cuando su instalación como hábito depende la generación o instalación de un nuevo recurso a nivel neurobiológico?

La labor de intervención psicológica no solo se refiere a un proceso estético a nivel sintomatológico, la higiene psicológica como rutina debe incluir:

  • Tratar el síntoma (Propuesta de 4 prácticas de Winch)
  • Introducir contenidos de ajuste en el sistema electrobioquímico
  • Establecer nuevos registros conectómicos
  • Estabilizar las respuestas a través de la práctica / entrenamiento.

Gracias a la disponibilidad de recursos y evidencias actuales es el momento de pasar de la ilusión bufa a la acción motivadora fundamentada en la evidencia, ya que para todos los públicos, audiencias y targets es un derecho recibir la atención psicológica de mayor nivel, una fundamentada en los resultados corroborados y la gestión desde la estructura misma de nuestro Sistema Nervioso Central.

 

 

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *